Ideas para mejorar el aprendizaje bilingüe de los niños

¿Alguna vez te has preguntado cómo incentivar el bilingüismo en tus hijos? Este significa una ventaja, sobre todo de cara al futuro, si desde muy pequeños se les enseña a manejar perfectamente dos lenguas.

El bilingüismo no sólo beneficiará a tus hijos, cuando sean mayores, en su entorno laboral, sino que les servirá para desarrollar mayores habilidades mentales con respecto a los que solo hablan una lengua.

El bilingüismo y sus características

El cerebro de una persona bilingüe, según estudios científicos, utiliza mayores áreas neuronales que el de una persona monolingüe. Esto se traduce en un beneficio en la capacidad de atención y procesamiento, con respecto a los que hablan una lengua.

Incluso en cuestiones de salud, un bilingüe tiene menos riesgo de padecer a lo largo de su vida enfermedades relacionadas con el deterioro cognitivo y problemas de memoria.

Ser bilingüe implica no tener que traducir mentalmente a una segunda lengua un pensamiento determinado, sino que este es procesado instantáneamente por el cerebro. La persona bilingüe piensa en dos idiomas y, si desde pequeños se les acostumbra a distinguir correctamente el uso de ambas lenguas, no se producirá la temida mezcla de léxico que erróneamente algunos atribuyen a quienes manejan más de una lengua materna.

Cómo mejorar el aprendizaje bilingüe de los niños

El cerebro de los niños simula a una esponja que va absorbiendo todo lo que se presenta ante ellos. La adquisición de la lengua materna suele darse completamente hasta los cinco años; esto significa que una vez aprendida la lengua, el menor tiene la capacidad de pensar en ella.

Cuando un niño se pone en contacto desde muy pequeño con dos lenguas, diferenciando correctamente una de otra, estas pasan a formar parte de sus procesamientos mentales, facilitándole el pensamiento en ambas y su manejo bilingüe.

Sabiendo que los cinco años es el límite para hacer bilingües a nuestros hijos, es importante llevar a cabo algunas acciones:

– Comenzar a exponerles al otro idioma desde bebés, sin más pretensión que la de que lo escuchen y se hagan al sonido.

– Más adelante, hay que ponerles la televisión en versión original, para que vean dibujos, películas y otros programas que les interesen en el idioma que queremos que aprendan.

– Es muy útil descargar apps para el aprendizaje. En la actualidad esto está al alcance de cualquiera. Además, hay muchos otros recursos gratuitos en Internet.

– No dudes en asistir a actividades en dicho idioma, ya que esto propiciará la concepción del idioma como algo de la vida real, de lo cotidiano.

– Si está en tu mano, dirígete a ellos en el idioma elegido, y no tengas miedo al ridículo, pues ellos lo percibirían y sería nefasto para el futuro.

– Llévalos a una guardería bilingüe como ceiwonderland.es. Allí irán formándose y podrán interactuar en el idioma elegido con otros niños.

El bilingüismo es la mejor preparación que puedes darles a tus hijos para enfrentarse a cualquier obstáculo que se les pueda presentar en el futuro. No te lo pienses más, la indecisión es un tiempo perdido para el bien de tus hijos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies