¿Por qué es clave tener una arquitectura web perfecta para posicionar una tienda online?

A la hora de crear un proyecto de e-commerce, es necesario conocer y plantearse varias cuestiones para posicionarse correctamente en Google. Una de ellas es la importancia de la arquitectura web.

Los elementos principales de una buena arquitectura web engloban aspectos como concretar el idioma de la página, establecer secciones y subcategorías, definir cuáles serán las páginas principales, las vías de acceso del usuario a la página web y especificar el contenido que contendrá cada sección.

Por otro lado, los especialistas en SEO deberán llevar a cabo tareas como relacionar las palabras clave con cada página del sitio, ponerse en la piel del usuario y darle importancia a la experiencia del usuario.

Si no se trabaja correctamente la arquitectura web, Google no indexará como queremos nuestro sitio.

Pasos previos

Se han de realizar unas tareas previas para empezar a construir una web pensando en el SEO.

En primer lugar, es necesario pensar en el propio negocio y producto, es decir, conocer qué vas a vender. La página web tiene que ser intuitiva, construirla desde el punto de vista de la experiencia del usuario. La información tiene que ser entendible con un simple vistazo.

Hay que tener en cuenta que existe una saturación de productos y empresas que ofrecen el mismo servicio. Por esta razón, hay que saber diferenciarse y buscar el correcto canal de comunicación.

Otra cuestión importante es conocer a nuestro público objetivo, qué busca al entrar en nuestra web, qué siente y cuáles son los motivos que le han llevado a entrar en el sitio. Hay que ponerse en la piel del consumidor y analizar cómo queremos que nos encuentre y nos vea. No menos importante es el análisis de las palabras clave o términos de búsqueda para entender cómo nos busca nuestro público objetivo.

A continuación, cuando ya tengamos claro cómo realizan la búsqueda nuestros potenciales clientes, hay que definir los términos de búsqueda definitivos. Para ello, debemos realizar un análisis de tráfico de usuarios que trae cada palabra. Para esta tarea puedes utilizar la herramienta de Google llamada “planificador de palabras”. En este sentido, un ejemplo de web que cumple con esto es Placeressecretos.com.

Después de las palabras clave

Después de tener seleccionadas y verificadas las palabras clave, es hora de empezar a trabajar en la arquitectura. No debemos abusar de desplegables interminables, tenemos que segmentar y elegir entre 1 y 3 palabras clave por página. Hay que tener en cuenta que la segmentación sea por lógica y no querer abarcar demasiado, ya que Google no nos tendrá tanto en cuenta y no nos posicionará como deseamos.

Una vez finalizado el proceso de definir las palabras clave, es momento de realizar el diseño de la arquitectura web. Para ello, se recomienda usar dos métodos pensando en la usabilidad y el posicionamiento SEO.

Podemos realizar a mano el diagrama de contenido de la web y más adelante construir el mockup con algún programa de diseño. En este esquema o mapa conceptual deberemos plasmar las secciones, categorías y subcategorías que tendrá la web.

Con estos pasos previos, el proyecto tendrá la mitad del trabajo hecho. Una buena planificación es siempre sinónimo de éxito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies